ya no es más el País de las Oportunidades....para los argentinos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ya no es más el País de las Oportunidades....para los argentinos

Mensaje  Admin el Sáb Jun 12, 2010 8:08 pm

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1273168
"Italia ya no es más un país de oportunidades"
El dramático relato de una familia golpeada por la crisis económica
Elisabetta Piqué
Corresponsal en Italia

ROMA.- Antonio y Salvatorica Sanna, y su hija, representan la radiografía de una familia tipo italiana en tiempos de crisis. Antonio, 47 años, perito contador, trabaja en negro en una empresa que vende artículos de regalo al por mayor. Su mujer, licenciada en Ciencias Políticas, 46 años, trabaja como maestra primaria, pero en forma precaria: el 30 de junio, cuando termina el año lectivo, se le vence el contrato. Sólo en septiembre próximo sabrá si vuelven a tomarla.

Son padres de Teresa, una nena de 7 años y ojos negros que es fanática de Il mondo di Patty -como aquí se llama la exitosa serie Patito Feo -. "No somos pobres, no nos morimos de hambre, pero lo que nos da miedo es el futuro", dice a LA NACION Antonio.

Su familia vive en un departamento de 50 metros cuadrados de la periferia de Roma. Uno de esos barrios de monoblocs y grafitis que ningún turista jamás pisa. Este departamento es la única seguridad que tienen. "Lo compramos en 2000, antes de la aparición del euro, gracias a un préstamo que hasta 2015 cada mes tenemos que devolver, algo muy angustiante -dice Antonio-. Hoy hubiera sido imposible acceder a ese crédito."

Como para la mayoría de los italianos, para los Sanna la crisis no es nueva. Es una realidad que viene golpeando, cada vez más dramáticamente, desde hace años. Años en los que nunca pudieron irse de vacaciones al exterior, o comprarse un auto nuevo, la gran pasión italiana. "Tengo un Opel Corsa de 1998, pero no puedo cambiarlo en esta situación", lamenta Antonio.

No por nada, como muchas familias italianas, se limitaron a tener a Teresa, su única hija. Pensar en tener más chicos era prohibitivo, imposible, aseguran.

Los Sanna viven cuidando el centavo. Los gastos fijos -la hipoteca, salud, boletas de servicios, ropa, útiles, comida y seguros- son muchos y cada vez más caros. "Tratamos de usar lo indispensable el celular y casi no salimos: hasta comer una pizza se ha vuelto un problema", dicen.

Sueños
Salvatorica soñaba con un futuro distinto. Cuando se mudó a Roma para ir a la universidad, quería ser diplomática o periodista. Después de obtener su título, participó de decenas de concursos. Hubiera querido enseñar derecho internacional o economía, pero no hubo caso. Con tal de conseguir trabajo, se resignó a enseñar en la escuela primaria. Algo que viene haciendo desde 2002, pero siempre en forma precaria.

El contrato que obtuvo este año, que termina el próximo 30 y le significa un sueldo de 1200 euros, le permite enseñar en el primer grado de una escuela de Ponte Galeria, cerca de Fiumicino. Tiene una hora y cuarto de viaje para llegar. "Pero no me quejo; es más, espero que me vuelva a salir el año que viene, porque me encariñé con los chicos", dice.

Antonio, que nació en Roma, tiene un pasado laboral igual de difícil. Trabajó en hoteles, como ayudante de cocinero, como portero, en un banco, y de 1984 a 1994, en la misma empresa privada en la que hoy trabaja en negro. "En 1998 me volvieron a tomar y en 2008, por la crisis, me echaron por segunda vez", cuenta Antonio, que, al igual que su mujer, no tiene ninguna seguridad laboral ni beneficio social ni vacaciones, y gana unos 1000 euros por mes trabajando de 9 a 17.

Si Salvatorica albergaba alguna esperanza de un contrato estable como maestra primaria, ahora la perdió. El agresivo plan de austeridad aprobado por el gobierno de Silvio Berlusconi, que apunta a reducir el déficit en 24.000 millones de euros en dos años, significará el congelamiento hasta principios de 2013 de los salarios de los empleados públicos, como es ella. "Ya no tomaban a nadie por la reforma de la ministra de Educación, Maria Stella Gelmini, y menos lo harán ahora que nos bloquearon los sueldos por cuatro años", lamenta.

"Es cierto que hay mucho derroche en el Estado, pero la verdad es que cortan servicios esenciales: en la escuela de Teresa somos los padres los que llevamos el papel higiénico, el jabón y los vasitos de plástico, porque no hay fondos", denuncia Antonio.

Esta familia italiana tipo no vislumbra un futuro mejor. "Somos muy pesimistas. Italia ya no es un país de oportunidades. Nuestros padres, proletarios, pudieron hacernos estudiar, pero nosotros no sabemos si podremos mandar a Teresa a la universidad... Somos de familias trabajadoras, acostumbradas a arremangarnos y hacer sacrificios. Pero el problema es la incertidumbre, vivir en riesgo, sin tranquilidad, sin saber si llegamos a fin de mes" añade Antonio.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario http://www.salazarabogados.eu

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.