Como convertirse en un imán de clientes dando seminarios

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Como convertirse en un imán de clientes dando seminarios

Mensaje  Admin el Vie Jun 11, 2010 7:26 am

El buen marketing reside en crear visibilidad para usted y su emprendimiento. Una de las mejores maneras de hacerlo es pararse adelante de una audiencia y compartir su conocimiento.

Cuando pienso en todos los talleres y los seminarios que he dado a lo largo de los años, me doy cuenta que dos de los puntos importantes que enseño sobre marketing de atracción de clientes serían los mismos que le alentaría a considerar cuando * usted * esté parada ante una audiencia para compartir * su * expertise:

* 1. No haga presunciones.
* 2. Construya la relación antes de presentar su material.

La atracción de clientes se basa en escuchar cuidadosamente lo que el prospecto o potencial cliente tiene que decir sobre sus necesidades, sus angustias y sus problemas. Se relaciona con preguntar e interpretar las respuestas para tener una clara comprensión de sus necesidades.

No apresure el juicio asumiendo que tiene todas las respuestas antes de descubrir cuáles son todas las preguntas.

Antes de que compren sus soluciones, los clientes potenciales tienen necesidad de familiarizarse con usted, entender que usted es una persona que sabe de lo que habla y se den cuanta de cómo se beneficiarán si hacen negocios con usted.

Se aplican los mismos principios cuando se trata de talleres y seminarios como una herramienta de atracción de clientes. Usted quisiera que su audiencia le preste atención, tanto a usted como a su mensaje. Desea agradarles y lograr una buena comunicación. Quiere que ellos se den cuenta que usted es un experta/o en su campo.

A menudo cuando presentamos talleres o seminarios, presumimos que los participantes - ya sea una audiencia cautiva o no - saben perfectamente de que se trata el seminario y que tienen una expectativa justa del material que entregaremos.

Lo presumimos, estoy segura, en base a las conversaciones que tuvimos con la gente que nos contrató. ¿lo comprendieron completamente? Y qué clase de marketing interno hicimos (¿hicimos algo?) para "movilizar a las tropas" y entusiasmarlas con lo que usted les presenta? ¿Qué saben ellos sobre usted y su especialidad antes de conocerla/o? A veces, muy poco.

Así pues, cuando se trata de presunciones, la única que hago es que no importa lo que se haya dicho anteriormente, está en mí fijar el tono de mi taller y cerciorarme de que los participantes tengan claro quién soy y cuál es mi especialidad antes de que comencemos.

Cuando se hizo poco o nada de marketing, el interés del participante por el taller (y por usted) es limitado. Por lo tanto, su trabajo como presentador es cerciorarse de que cada uno está al tanto sobre lo que desarrollará antes de seguir con su presentación. Tómese su tiempo antes de comenzar, decir algo para "romper el hielo" siempre es una gran idea. Sin embargo, esta técnica no le permite establecer una comunicación con su audiencia.

Preséntese, hágales saber quién es usted y sobre que hablará. Dígales cuáles son los objetivos del entrenamiento. Déjelos saber los resultados previstos tal cual usted los ve.

Déles la ocasión de hacerle cualquier pregunta que deseen sobre usted o sobre el material que presentará. He encontrado que esta técnica ayuda a derribar las barreras ya que todas las preguntas están permitidas. Una vez incluso me preguntaran ¡dónde había comprado mis zapatos! (¡la atmósfera se volvió mucho más relajada después esa pregunta!)

Entonces pregúnteles lo que les contaron sobre el programa. Descubra cuáles son sus expectativas. Pregúnteles lo que saben del tema para ver si están al mismo nivel. De no ser así, explíqueselos y hágales saber que pueden crear algo de utilidad para todos.

Permítales que la conozcan, que se encuentren cómodos con usted, la respeten a usted y a su conocimiento antes de entrar en tema. Dejar que la gente sepa que tiene sentido del humor es siempre una buena idea.

Introduzca el tema lentamente y entienda que puede tener gente de diversas culturas en su audiencia -o incluso la gente de la misma organización - y que esos participantes pueden sentirse incómodos exponiendo sus puntos de vista a cualquier persona, especialmente ante sus colegas.

Respete sus sensaciones. Déles tiempo. Déjelos descubrir para ellos mismos que usted está allí para apoyarlos.

Tome su tiempo. Encuentre su ritmo. Consiga que el grupo se involucre. Se convierte en un equipo. Cuando ocurre esa transformación usted estará en una muy buena relación con su audiencia. Se relajarán y la verán como su líder, ¡el cielo es el límite!

Conclusión: Cuando usted aplica los principios del marketing de atracción de clientes a sus talleres o seminarios, conseguirá la atención completa del grupo y su respeto. Esto, a su vez la convertirá en un "imán de clientes" aún mucho tiempo después de que la presentación haya finalizado.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario http://www.salazarabogados.eu

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.